¿Por qué no soy feliz conmigo misma?

Muchas mujeres llegan a mis sesiones de coaching con una sensación muy similar: Hay algo que no me encaja en la vida, que me impide ser feliz, y no sé que es lo que pasa, pues realmente no tengo ningún problema grave. ¿Te suena?

Si estás en la situación de no sentirte del todo feliz y que algo en tu interior te está pidiendo un cambio de vida, quiero que sepas que yo viví lo mismo durante años, y entiendo que es una situación bastante frustrante. La buena noticia: se puede trabajar, podemos identificar qué es lo que te está impidiendo ser feliz contigo misma.

¿Qué es la felicidad? o ¿Qué es ser feliz?

Cada persona tiene sus ideales, sus necesidades, incluso sus creencias sobre qué necesitan para ser felices… eso significa que, inconscientemente, la felicidad va ligada a conseguir cosas u objetivos en la vida.

Ese es el primer error que comentemos, pues siempre tendremos nuevos objetivos, nuevas cosas que mejorar, o que desear en la vida, por lo que basar en eso la felicidad la hace casi inalcanzable.

¿Cuándo es feliz alguien realmente?

En mi opinión y por mi experiencia, uno es feliz cuando vive su vida alineada con su sistema de valores.

Motivos por los cuales tal vez no eres feliz

Aquí te expongo los motivos más comunes por los que puedes encontrarte en esta situación y cómo se puede trabajar:

1.- Estás viviendo una vida que no está alineada con quien tú realmente eres, si no que por algún motivo, aprendiste en el pasado que es la vida que debes vivir. Un ejemplo: el hijo de abogado que decide ser abogado pues es lo que ha visto en casa, y además su padre le va a dejar el despacho, así que es una gran oportunidad (no es su vocación, pero desde pequeño lo han dirigido hacia allí). ¿Cómo lo solucionamos? Trabajando la conciencia sobre lo que realmente es importante para ti. Por ejemplo, en las sesiones de coaching, para conocer realmente cuales son tus valores, conocerte realmente y analizar en que aspectos de tu vida no concuerdan esos valores.

2.- Estás basando tu felicidad en conseguir objetivos personales o profesionales en vez de disfrutar del momento presente y lo que tienes ahora. Como te decía antes, todo el mundo quiere evolucionar, así que lo natural es desear cosas nuevas. Es un comportamiento muy frecuente en los niños, que parece que siempre quieren más, y muchas veces no somos capaces de “desaprender” esas conductas. La solución: empieza a trabajar con herramientas que te ayuden a disfrutar del momento presente, de las cosas buenas que has recibido cada día, y agradecer por ellas. Vivir en el pasado o en futuro no son una opción para alcanzar la felicidad.

3.- Te cuesta aceptar las cosas negativas que te ocurren. Una de las cosas más importante que he aprendido en la vida es la aceptación. Aceptar que no todo es siempre perfecto, y que nos vamos a enfrentar a momentos difíciles en la vida. Cuando aceptas y no luchas, consigues ser mucho más feliz y alcanzar la paz interior. En las sesiones de coaching también se trabaja la aceptación a través de la gestión emocional y de las creencias limitantes.

Analiza tu forma de vivir para conseguir identificar si estás en alguno de estos casos, y si no eres capaz de hacerlo pide ayuda. Para eso están los profesionales, y entenderás que pasar por tu metamorfosis personal es el único camino real que te permitirá alcanzar la felicidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies